¿Qué significado tiene la SEMANA SANTA?

Vale la pena hacer la reflexión especialmente durante este 2013, tiendo en cuenta que en Colombia solo hubo 2 días hábiles, el tiempo de análisis respecto al significado de la Semana Santa debió ser mayor.

Quienes tenemos cierta edad, recordaremos comentarios de nuestros abuelos respecto a ciertos “sucesos especiales” si se realizaba alguna de estas cosas el Viernes Santo, por ejemplo: quien se bañara se convertiría en pez, si se trepaba un árbol podría convertirse en mono, tener relaciones sexuales haría que la pareja quedara “pegada”. Estos y otros mitos eran solo una forma de transmitir la importancia, reverencia y respecto que debemos tener por el gran sacrificio sucedido hace más de dos mil años, por el cual la humanidad sigue existiendo.

Independientemente de la religión que profeses, es indiscutible que la acción realizada por el Divino Señor Jesús el Cristo, es un hecho reconocido como mínimo a nivel planetario, en los diferentes libros sagrados de las diferentes culturas, es posible encontrar su referencia, sin contar que algunos lo ven como un suceso cósmico sin parangón alguno. El mensaje de Misericordia (sin importar los errores que hayas cometido, si te arrepientes y cambias obtendrás el perdón necesario), es solo una muestra de la magnitud de sus enseñanzas y de lo sublime de su labor. Toda su vida, fue una forma clara de mostrar el Amor de Dios, Amor que deberíamos replicar en cada uno de nuestros actos, emociones y pensamientos; no solo por la dicha que ello significa, sino también por la obligación que tenemos de reconocer y agradecer esa majestuosa labor de asumir las culpas de toda la humanidad, “pagando” con su humillación, sufrimiento y dolor.V.M.Jesus

Volviendo a los mitos, mencionar que definitivamente el objetivo de infundir respeto que buscaban los abuelos no fue logrado, lo que realmente siempre lograron infundir fue miedo, y como el miedo es el peor motivador que existe (cuando se te pasa el miedo se te acaba la motivación), muchas personas con el paso de los años perdieron el miedo y han convertido la SEMANA SANTA en “PARRANDA SANTA”. Cada vez es más común oír hablar a las personas de las “vacaciones de semana santa”, por lo tanto, organizan paseos, viajes, fiestas, en fin, todo tipo de actividades “recreativas” que en la mayoría de los casos, además de dejarles vacíos los bolsillos, les agranda y profundiza ese vacío que vienen sintiendo en su corazón, vacío que es posible llenar sólo si empezamos a desarrollar una alta espiritualidad.

Para ser concretos, la Semana Santa es la mejor época que tenemos para AGRADECERLE al V.M. Jesús, todo su Amor y Ayuda permanente, porqué desde esa época El ha estado y estará atento a ayudarnos en ese proceso de transformación de errores en aciertos y de defectos en virtudes, ese proceso que nos permitirá eliminar el sufrimiento personal y lo que es mejor, a aliviar el sufrimiento de otros.

Ojalá que durante estos días le hayas dedicado tiempo a la reflexión, a la oración y si sabes como a la meditación, encontrando que la mejor manera de “agradecer es hacer” y como resultado, estés haciendo desde ya cambios en tu vida, que te permitan ser una persona humilde, amorosa, comprensiva y activa. Sino hiciste alguna de estas cosas que acabo de mencionar, te invito a que por lo menos te cuestiones respecto al interrogante inicial y averigües por tus propios medios cuál es el significado de la Semana Santa, por qué unos años se celebra en abril y otros en marzo, que significado tiene la cruz, realmente que hubiese pasado si el Divino Señor Jesús no se sacrifica por nosotros? Investiga y si lo haces bien, con seguridad tu próxima Semana Santa será diferente.

D.O.B.

¿Qué son los METE MIEDOS?

En esta época del año en la que normalmente hacemos una revisión de nuestras vidas y empezamos a planear objetivos de acuerdo a las necesidades y a los sueños que tenemos (por cierto, si aún no lo has hecho te invito a que realices tu plan), aparecen personas que buscan bajarte el autoestima, hacerte dudar de tu capacidad o de tu meta y entonces, esas personas se ganan el calificativo de “mete miedos”. A esas personas especialmente les gusta “meter miedo” cuando ven que nuestras decisiones son trascendentales y que por ello, decidimos modificar aspectos de nuestras vidas empezando a implementar cambios en busca de cumplir esos “propósitos” del año o mejor aun, cuando se vuelven  “PARTE FUNDAMENTAL DE LA VIDA”.

Por ejemplo, si dentro de esos objetivos esta mejorar tu salud y decidiste tener la disciplina necesaria para hacer ejercicio frecuente, aparece alguien diciéndote “usted no es capaz, va a ver como las ganas no le duran ni un mes”, o si encontraste que te conviene dejar de comer animales, aparecen algunos médicos y científicos “expertos” hablándote de los “problemas” que se producen cuando se deja de consumir carne, “las proteínas de las carnes no se pueden remplazar y puede llegar a enfermarse”; o si estas buscando desarrollar tu parte espiritual y quieres practicar la “salida en cuerpo astral consciente”, esos mismos “científicos” u otro tipo de personas salen diciendo: “en ese momento puede venir otro espíritu y posesionarse de su cuerpo”.

Y ni que hablar de aspectos más profundos como la alquimia sexual, que busca asegurar la utilización amorosa, especial, sutil y elevada de nuestra energía sexual evitando su desperdicio, esos mismos “gurús” salen y dicen que “definitivamente es necesario eyacular y masturbarse, sino lo hace puede tener problemas físicos y mentales”.

Flores-Engaño

Todas esas afirmaciones son falsas y solo sirven para infundir miedo a aquellos que queremos “despertar”. Cada vez más, es sabido que la proteína de las carnes se puede remplazar con base en una alimentación científica y balanceada, la cual además de evitarnos problemas de colesterol y ácido úrico, entre otros, nos hace menos densos  permitiéndonos vibrar en niveles más altos de conciencia. También sabemos que todas las noches salimos en cuerpo astral, la diferencia es que no tenemos conciencia de ello y por eso soñamos de acuerdo a lo que nuestras emociones deciden. Y respecto al sexo ya no es secreto para nadie en el mundo, que la correcta utilización de las energías sexuales, son la puerta de regreso al EDEN. Lo único que puede llegar a ser cierto, es lo relacionado con tu disciplina respecto a hacer ejercicio, pero la ventaja es que tu decisión y constancia pueden mostrar que no tenían razón y que efectivamente vas a crear el hábito para el resto de tu vida, igual que comer bien, descansar bien y respirar bien.

Necesitamos planear a conciencia y tener oídos sordos para esos “mete miedos”, al documentarte detalladamente de los beneficios que obtendrás al lograr tus objetivos, descubrirás la mejor manera de hacer los cambios que te permitirán esos logros. En este punto es importante recordar que JAMAS obtendrás tus metas sino haces  las modificaciones necesarias. Debemos ser valientes y constantes, y con los cuidados y técnicas bien aplicadas,  lograremos sentir, experimentar y vivir plenamente, con la dicha del “DEBER CUMPLIDO”.

¿Qué es la NAVIDAD?

La navidad es la celebración del nacimiento del señor Jesucristo, sin embargo, cuál es el nacimiento al que se hace referencia; es al nacimiento físico o al nacimiento espiritual?

Como siempre todas las ideas que aquí se comparten son en principio solo eso, ideas; por lo tanto, te propongo te des la oportunidad de pensar en esta idea: que el 24 de diciembre lo que realmente celebramos es el nacimiento espiritual del señor Jesús, el día en el que su alma humana se unió con su alma divina y a partir de ese momento, se encarnó la fuerza Cristo en El, convirtiéndose en JESUS CRISTO ó comúnmente llamado JESUCRISTO.

Ahora, que es eso del alma humana y alma divina? Y además que es la fuerza Cristo o CRESTOS?

Te invito a que investigues estos términos para que en futuras oportunidades compartamos ideas y probablemente lleguemos a conclusiones. Por ahora, independientemente de que pertenezcas a la iglesia católica, cristiana, evangélica, judía, o cualquier otra (todas son importantes y necesarias),  e incluso, si no crees en Dios o en el V.M. Jesús el Cristo, piensa por un instante en una imagen que te inspire TERNURA, tal vez un niño recién nacido, tu mascota, un pajarito, una flor o un paisaje, son solo sugerencias para que identifiques en ti que genera ese sentimiento…

perro-arrugas

Si ya lo lograste, seguramente en tu rostro se estará dibujando una pequeña sonrisa. Acoge ese sentimiento de ternura en tu corazón, siente como la alegría y la felicidad crecen en tu corazón y permítele al resto de tu cuerpo disfrutar de esa sensación.  Si lo haces bien, tus ojos empezarán a brillar y ese brillo iluminará a todas las personas que hoy se te acerquen.

Aprovecha ahora esa hermosa vibración que los sentimientos puros generan, y permite entonces que nazca hoy en ti la dicha y sobre todo el AMOR, amor contigo mismo, amor a tus seres queridos, amor al resto de la humanidad, amor a las plantas, amor a los animales, AMOR…. Si crees en el Divino señor Jesús, hacer esto le permitirá nacer en ti, y si no crees en El, te permitirás a ti y a tus seres queridos, disfrutar de una persona más agradable.

FELIZ NAVIDAD 2012, que hoy sea un verdadero nacimiento, el inicio de una nueva vida, en la que evitas los errores, corriges, mejoras y cambias lo necesario, de esta manera, tendrás una vida llena de Salud, de Amor, de Prosperidad, disfrutando de la alegría y la felicidad que esto te prodiga.

D.O.B.

Si sólo te quedaran 10 palabras y tu vida terminara diciéndolas ¿Qué dirías y a quién?

Esta situación “hipotética” por ahora –tal vez en algún momento será real–, es importante analizarla con la importancia que tiene para nosotros los “seres humanos” el “don” de hablar, este maravilloso regalo que nos hace completamente diferentes de cualquier otro ser vivo es, sin lugar a dudas, un privilegio maravilloso cuando lo utilizamos adecuadamente.

La reducida cantidad de palabras –diez–, se plantea no para poner la situación extremadamente dramática, sino para presionarnos a pensar detenidamente.

Empecemos por analizar a quién o a quienes les hablarías; dependiendo de la edad que tengas y del núcleo social en el que te desenvuelvas, seguramente aparecerán diferentes personas, pasando por tus padres –así no estén vivos–, tus hijos si los tienes, tu pareja, algún amigo especial… en fin,  si te tomas unos momentos para pensar, seguramente aparecerán personas que no están mencionadas en esta lista, en todo caso, de ser posible recuerda el nombre de cada una de esas personas, incluso, si en tu lista aparecen animales, plantas o cualquier otro tipo de ser vivo, también procura mantenerlos en mente por unos instantes.

…Ahora, como la lista puede ser grande, te recomiendo que en pro de este ejercicio reduzcas tu lista tan solo a 3 nombres, y esta vez si por favor, que sean de personas vivas; teniendo en cuenta que en la escala evolutiva las personas están en el nivel más alto del planeta tierra, y que para las jerarquías espirituales más evolucionadas (ángeles, arcángeles, tronos, etc.), nuestras palabras les podrían brindar tan solo un mínimo beneficio comparado con el beneficio que le puede significar a una persona, mantengamos presente únicamente por ahora, nombres de personas vivas.

Ya pensaste ¿qué les dirías?, si buscáramos equidad, solo habrían tres palabras que podrías decir, recuerda que al terminar de pronunciarlas dejarás de vivir. Claro, otra alternativa sería nunca mas volver a hablar, pero ¿vale la pena tener un regalo y no usarlo? Sería semejante a lo que sucede cuando siendo niños,  nos regalan algo que siempre quisimos pero al tenerlo nos prohíben usarlo.

Si las palabras que estas pensando son de odio, intriga, maltrato o cualquier otro tipo de manifestación agresiva, por favor cambia inmediatamente, teniendo en cuenta que nuestras palabras tienen como fin principal crear, servir, ayudar, no solo a nosotros mismos sino a otros, y así como la energía atómica fue usada para destruir Hiroshima y Nagasaki, pudiendo ser usada esta energía para beneficio de muchos sobre todo de los mas pobres, que tus palabras no sean una bomba destructiva sino que por el contrario sirvan para beneficiar.

Finalmente una invitación, usa tu lista y ahora mismo diles a esas personas (si no los tienes cerca usa el teléfono o algún medio de comunicación que transmita tu voz), todo lo hermoso que tienes para decir, si es pedir PERDÓN hazlo, si es PERDONAR hazlo, si es decir TE AMO, hazlo, y si es decir GRACIAS…, GRACIAS por compartir, GRACIAS por el apoyo, por favor hazlo, tal vez HOY sea la última oportunidad que tienes de aprovechar ese regalo, TU VOZ.

¿El Miedo es CAUSA ó EFECTO?

La mayoría de personas en algún momento hemos sentido miedo, en situaciones de sorpresa en las que vivimos algo inesperado o desconocido hasta ese instante. Esa alteración de nuestro ánimo representada en angustia, logra que nuestras glándulas suprarrenales generen altos niveles de adrenalina, la cual, produce en nosotros reacciones instintivas y mecánicas, que con frecuencia nos hacen cometer errores, sumado a los problemas de salud generados por el “envenenamiento” que se sufre a causa del exceso de adrenalina.

 A medida que transcurre la existencia, se van presentando diferentes “miedos” motivados aparentemente por la sociedad en la que uno se desenvuelve. En cada etapa de la vida se sufren miedos de diferentes índoles, en la niñez algunos sienten miedo de perder a sus padres, en la adolescencia el miedo se enfoca al hecho de no pertenecer a una “tribu” urbana y ser menos que otros, la juventud plantea miedo asociado a la vida profesional y la posible equivocación de escoger mal el camino a seguir. Y a partir de esta época los miedos se acrecientan, hay miedo a la muerte, miedo a la pobreza, miedo a casarse, miedo a no tener pareja, miedo a perder la salud, miedo a vivir y en los últimos años más frecuentemente, MIEDO A LA SOLEDAD.

 Toda esta clase de miedos generan diferentes reacciones, que en muchos casos llevan al odio, a la violencia y a la explotación. ¿Le da miedo perder el empleo?, ¿no será que existe una ocupación más conveniente?, ¿le da miedo quedarse en la calle por no pagar el arriendo?, ¿no será que hay una nueva lección por aprender? La intuición tiene las respuestas y por eso el intuitivo no teme. Cuando finaliza la batalla del razonamiento, nace la intuición eliminando al miedo. Es necesario transformar el miedo en VALENTÍA, para poder pensar por sí mismos.

 Por otro lado, aquellos que nos interesamos en estudiar la “vida”  también estamos expuestos al miedo, al punto de aceptar con “FE CIEGA” todo lo que dicen los distintos autores, pero cuando por iniciativa propia, libre y espontánea se empiezan a analizar aquellas teorías que se estudian, apoyados en la experimentación y en las respuestas que nos da el real ser interior, se empieza a romper con la inconciencia y surge la iluminación que nos permite avanzar en el camino y “despertar nuestros sentidos dormidos”.

En este proceso debemos ser absolutamente cuidadosos porque fácilmente se puede caer en la IMITACION y esta, también, es producto del miedo; la personas con miedo IMITAN normalmente, a aquellos a quienes se APEGAN. Imitan a sus ídolos, a sus amigos,  a los profesores, al marido, a la esposa, y en general a sus familiares. “La IMITACIÓN acaba con la PROPIA INICIATIVA”. Solo si entablamos una comunicación permanente con nuestro ÍNTIMO –nuestra ALMA– y seguimos cabalmente su guía y voluntad, podremos proclamar nuestra individualidad y desarrollar nuestra parte en el plan divino.

……En esta ocasión me abstendré de concluir para no influenciar la respuesta de cada uno respecto al interrogante inicial (¿el miedo es causa o efecto?); me limitaré solo a decir que “el Maestro”, quien tiene la respuesta a todos los interrogantes, se encuentra en las profundidades de nuestra conciencia, “EL está muy ADENTRO, es lo más hermoso de nuestro ser”.

¿Qué tan curioso eres?

A veces la curiosidad es más que “ganas irresistibles” de conocer sobre aquello que nos llama la atención.  Puede incluso ponernos en riesgo y poner en riesgo a otros cuando nos asalta en circunstancias “peligrosas” como, por ejemplo, cuando en la vía pública se presenta un accidente y en lugar de salir lo antes posible, disminuimos la velocidad, nos acercamos y con ello incrementamos la congestión y el “problema”; esa desafortunada reacción “mecánica”, ha sido aprovechada por varios grupos terroristas en diferentes partes del mundo, los cuales, colocan pequeñas bombas para atraer personas ávidas de ver, y luego de la aglomeración de  bastantes curiosos, explotan la bomba de mayor poder haciendo más grande y grave el suceso.

Es importante diferenciar lo que significa estar curioso de ser curioso. El primer caso,  es cuando incluso de manera descuidada, nos vemos atraídos por algún suceso, conocimiento o persona, pero de la misma manera “rápida” que nos causo interés, a esa misma velocidad o veces más rápido, lo perdemos. De otro lado, cuando se es curioso,  se presenta un interés casi por cualquier cosa, por cualquier tipo de conocimiento, por la vida de cualquier persona y por cualquier circunstancia o suceso que le llame la atención a otras personas. En concreto, “ser curioso” es vivir con un deseo permanente de conocer, un deseo cuya recompensa es principalmente el placer de saber más que otros. Lastimosamente, en la mayoría de las ocasiones el curioso no utiliza convenientemente esa información, no experimenta porque su deseo se satisface solo con conocer.

Quien es curioso cuenta con un motor adicional, el EGO soportado por el intelecto. La curiosidad actúa, en este sentido, como un complemento del deseo, que la expande y fortalece cuando se trata de ir hacia lo que se ignora, de recorrer el camino que va desde la ignorancia hasta la adquisición de un saber determinado, pero a veces no de SER. Aunque el curioso seguramente dedicará mucho tiempo en aquello que más le guste, logrando con ello alimentar permanentemente el intelecto, le resultará difícil lograr resultados profundos, reales y permanentes.

Hasta este punto te estarás preguntando: “Pero entonces, ¿ser curioso es bueno o no?”, la verdad, ser curioso no tiene beneficios duraderos, algunos pensarán que por curiosidad llegaron  a esta página web y que por ello se habría obtenido algún beneficio, la realidad es que los que hemos llegado a este “tipo de conocimiento”, a este camino, lo hemos hecho gracias a una fuerza interior que nos lleva a investigar, respecto al deber ser de nuestras vidas. Esa fuerza interior, necesita razones, causas, fundamentos, argumentos, toma la tradición con el respeto que merece, pero no por ello deja de cuestionarla e incluso abandonarla si la experimentación así lo dicta.

 En vez de curiosos, seamos ¡investigadores espirituales!. Para todos es sabido que la investigación va tras la huella de algo, y ese algo debe ser nuestra alma, seamos absolutamente prácticos, no teoricemos y en vez de ello experimentemos, porque lo más importante es “conocerse a sí mismo profundamente en todos los niveles de la mente”.

¿Engañas o te dejas engañar?

Nada más preciso para hablar de engaño, que los sucesos del año 2008 en Colombia (las pirámides financieras), sucesos que dejan de manifiesto la inmensa capacidad que tienen algunas personas para engañar y la facilidad de muchas otras para dejarse engañar.  Las fantásticas historias de magnates que soportaban las “grandes estrategias de negocio”, supuestamente con un fin netamente filantrópico que los llevaba a compartir sus ganancias, ó el supuesto desarrollo del secreto guardado y develado en la caída de las torres gemelas, de donde se supone se extrajo el “elixir” del crecimiento económico basado en “compartir” dineros sin pagar al estado los debidos impuestos, son tan solo algunas de las “fantasías” que varios creyeron y bueno… perdieron.

Esta situación es solo la muestra de diversas formas de engaño, a las cuales hemos sido sometidos desde hace miles de años los habitantes del planeta; un ejemplo más grande de engaño y que afecta a toda la humanidad, esta soportado por grandes “científicos” indicando que lo principal que existe es la materia, “esencia de todas las cosas orgánicas e inorgánicas”. Premisa, que niega la existencia de un Creador Divino (de la Fuente de Vida), de Dios.

Al reducir todo al nivel de la materia, se transforma al hombre en una criatura que repara solamente en ella y le mutila sus posibilidades de evolución y crecimiento en niveles de “conciencia superiores”.  Si analizamos razones del por qué se engaña, de acuerdo al psicoanálisis y al “genial” descubrimiento freudiano, se menciona que “el ser humano es el único ser que habla, por tanto, que miente”;  hablar es, de acuerdo a esta premisa, dejar abierta la posibilidad de engañar.  “El cliente siempre tiene la razón”, “mi amor: eres lo más importante en mi vida”, “una empresa que piensa en usted”, “¡qué bueno era el finado!”…  con estos ejemplos podría pensarse que las relaciones humanas conllevan estructuralmente un trasfondo de engaño. Ello no significa que todo, absolutamente todo vínculo interhumano es engañoso; pero sí que es posible, en mayor o menor grado y en forma más o menos explícita.

¿Pero por qué esto?, decir que es “una humana tendencia” lo dice todo y no dice nada. Y lo peor es que, si nos quedamos con esa simple respuesta, no hay posibilidad de hacer nada al respecto. Por ello, es necesario saber que el engaño, normalmente es producto del “deseo; quien desea, cree estar, cree sentir, cree saber y hasta cree ser iluminado y dotado de poderes, pero, precisamente ese es el engaño del deseoEse deseo es la manifestación de los defectos: el desear más dinero fácil y rápido, el desear poder, el desear dirigir a otras personas, el desear conocimiento, el desear figurar, el desear sabiduría, el desear amor, el desear… Todo aquello que sea producto del deseo es siempre, resultado de los defectos, o “agregados psíquicos”, entidades mentales que hemos creado y que algunas religiones han preferido llamar pecados capitales.

El engaño más común, es aquel con el que una persona se engaña a sí misma, al final, siempre quien sufre los resultados de los engaños es uno mismo. Ya sea siendo el gestor del engaño, o siendo el ingenuo que se deja engañar, quienes realmente salen ganando son los defectos, ellos que nos han manejado a su antojo, nos llevan a ser víctimas e impiden que aflore nuestro “Íntimo”, nuestra ALMA, nuestro real ser.

En vez de desear busquemos ANHELAR –el anhelo es la manifestación de nuestra ALMA-. Anhelemos incansablemente ser mejores seres humanos, transformemos a cada uno de esos defectos en VIRTUDES, y permitamos que nuestra Divina Esencia sea quien se manifieste siempre y nos quite el deseo, la ingenuidad y la venda que hasta ahora hemos tenido, solo así podremos ver “el CAMINO, la VERDAD –la realidad- y la LUZ”.

¿Cuáles son tus necesidades?

Durante la vida permanentemente deseamos muchas cosas generalmente materiales, sin lugar a dudas, las personas comúnmente luchan por poseer sin saber realmente que quieren o mejor aún, que merecen. Ese deseo en ocasiones lleva a cometer grandes errores obteniendo como resultado dolor e infelicidad, cosas totalmente contrarias a las esperadas y por las cuales se sacrifica la verdadera convicción, la necesidad interna de ser mejor.

El desconocimiento, la apatía y el conformismo, son causa-efecto para sumar a la desdicha de las personas, quienes solo en momentos difíciles de enfermedad, soledad y escasez, entienden que para lograr una vida satisfactoria en necesario realizar cambios radicales, los cuales solo se logran gracias a la fuerza del ser interior, del espíritu.

Siempre debemos recordar que la vida nos proporciona experiencias y conocimientos necesarios para evolucionar, para entender la Creación y hacernos uno con ella, de tal forma que la armonía que se desprenda de esta unión nos permita alcanzar mayores niveles de conciencia y estados de vibración espiritual elevados, “fundiéndonos” con el poder de Dios y convirtiéndonos en receptores, canalizadores y transmisores de SaludAmor y Prosperidad.

Ayúdate que yo te ayudaré”, sabias palabras que encierran la principal clave de cambio, porque solo cuando modifiquemos nuestra vida, nuestro “mi mismo”, y busquemos decididamente la LUZ, obtendremos la Felicidad, la Abundancia y la Gloria que todo “Rey de la Creación” debe tener.

Si trabajamos intensa y decisivamente en transformar nuestra existencia, encontraremos salida a este mundo ilusorio en el que nos envuelven los sentidos físicos y las sensaciones que ellos nos producen.